Plaza Redonda "Valencia".

Andando hacia la Plaza de la Reina por la calle San Vicente te puedes encontrar una de las plazas más curiosas y originales que puedes ver ,donde los mercaderes negocian en sus puestos y tenderetes y el público curiosea en busca de la oportunidad incluso regateando algún que otro precio
La plaza Nueva o del Cid, luego conocida como plaza Redonda o Clot, fue construida por Salvador Escrig en 1840 sobre un espacio urbano vinculado desde antiguo al pequeño comercio, y en particular a la venta de pescado y carne. No en vano, una de las calles por los que se accede a ella todavía se llama de la pescadería.
Me encanta pasear por esta emblemática plaza y por sus comercios tradicionales, ver la gente que viene y admira todo lo que la rodea.
En la Plaza Redonda puedes encontrar todo tipo de productos relacionados con el hogar y las técnicas más tradicionales: telas, encajes, medias, calcetines, hilos, pañuelos, ropa interior (moderno/as abstenerse), botones, delantales… Del mismo modo puedes comprar algunas piezas de cerámicas, baratijas y recuerdos turísticos de la ciudad.

Los domingos eran unos días muy especiales para mi (aunque la mayoría de cosas se están perdiendo) hace unos años me encantaba pasear y detenerme en cada una de las paradas que se montaban dentro de la plaza o en las calles adyacentes y que se vendían toda clase de pájaros o animales, gatos, perros,loros,canarios etc. Se podía comprar animales, intercambiar cromos, encontrar artículos de coleccionista (libros, discos, sellos, monedas…).
Recuerdo un pequeño bar en una de las calles de entrada”ya desaparecido” la mejor tortilla de patatas que he comido, era un bar que parecía de otra época pero muy familiar acogedor y que era el centro de reunión  con mis colegas.
Allí me aficione a los canarios y a ser coleccionistas de sellos, aunque hoy día lo he dejado sigo yendo a la lonja en donde están los tenderetes de los coleccionistas y en donde puedes encontrar la moneda o sello que buscas.

Comentarios

  1. Hace un par de semanas estuve por allí. Pasé todo el día por la Plaza de la Catedral y la Plaza Redonda. Recuerdo que la primera vez que fui, hace ya algunos años, tendría unos diez años. Me llevó mi abuela y ella me decía que era una plaza donde era muy fácil perderse puesto que había que fijarse por donde se entraba ya que podías perderte y salir por otro sitio.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Ahora no permiten poner los puestos de venta ambulante los días de fiesta dentro de la plaza como antes y tampoco permiten la venta de animales, los de Seprona suelen controlar la venta y si no son comercios legales y con los papeles de los animales en regla “los requisan”.
    Antes apenas nos podíamos mover de la gente que había dentro de la plaza y mi padre siempre me decía lo mismo que tu abuela y se ponía la cartera en el bolsillo delantero por que los carteristas solían hacer de la suyas.
    Me trae muy buenos recuerdos el pasar con la familia la mañana del Domingo por el centro histórico, el chocolate con buñuelos de calabaza en Santa Catalina,y recuerdo una mesa grabada en donde decía que se había sentado el Rey Alfonso XIII en esa mesa.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Arturo Valls (Valencia 1975) Biografia.

Ausiàs March, escritor y poeta lírico valenciano.

Visitando la Torre Miramar "Valencia".