El asesinato de una vedette.

Hoy en Valencia ha salido un día lluvioso y gris,el tiempo transcurre más lentamente..todo es mas sombrío y triste,hasta el alma y los pensamientos.Junto a mi ventana viendo llover creo que es un buen momento para la melancolía y recodar unos tiempos que no he vivido pero que son tan tristes como el día de hoy.
Esta la historia  de la «vedette» catalana Tina de Jarque, la reina de la revista de los años 20,su desaparición  en la Valencia de 1937 era  un misterio,¿Fusilada por ser una Mata-Hari a las órdenes de Franco o por un simple robo a manos de incontrolados de la FAI? Como escribió Miguel de Molina, el «humo» aún envuelve el trágico final de la vedette. Se la conocía como la  «Venus Morena»,aunque su verdadero nombre era Constantina de Jarque Santiago.  A la  artista catalana le sorprende  la sublevación militar del 18 de julio de 1936 en Madrid rodando la película «Carne de fieras» a las órdenes del director anarquista valenciano Armand Guerra (Llíria, 1886 - París, 1939).

De hecho,la época de máximo esplendor de Tina de Jarque, que había nacido en 1904, era ya agua pasada. Su momento estelar llegó a finales de la década prodigiosa, «cuando con la Compañía de Eulogio Velasco, la más importante de España, recorrió los principales escenarios de la Península y de Sudamérica, donde en 1930 llegó a codearse con Carmen Miranda en Río de Janeiro».
No solo Tina de Jarque «fue una de las pioneras» del estriptis en teatros míticos de Valencia como el Shangai, el Alcázar o el Bataclán. Sino también  las pasiones que levantaba que llenaron su camerino de una legión de pretendientes: destacados próceres de la burguesía madrileña, deportistas como el triple campeón de Europa de boxeo, Paulino Uzcudun, y numerosos militares de alta graduación. Incluso se llegó a asegurar que entre los que la cortejaban estaba Ramón Franco, hermano del futuro dictador.Las diferentes versiones novelescas sobre el misterioso final de la «vedette», apuntan que ésta trató de huir de Madrid vía Valencia y Barcelona hacia Francia, con un maletín cargado con joyas valoradas en 10 millones de pesetas. La acompañaba Abel Domínguez, secretario de la Federación Regional Andaluza de la CNT, con quien se dice que cuando fue a detenerla acabó rendido a sus encantos. 
De esta manera la huida de la pareja acabó en el «cap i casal» el 23 de enero de 1937. La «vedette» Tina de Jarque y cuatro hombres son detenidos al llegar a Valencia, sus captores son un grupo incontrolado que presuntamente pertenece a la temida «columna de hierro» de la CNT. A uno de los integrantes del grupo le requisan un saco con más de diez millones de joyas. La comitiva es trasladada hasta el «picadero» de Paterna, donde todos son fusilados. Sus captores consideran que la reina de las revistas en los años 20 es una espía de los sublevados. Nadie deja constancia escrita del suceso..
Aunque la prensa republicana valenciana, especialmente la libertaria («Fragua Social»), solía informar de la captura de espías no hay ninguna referencia a la detención de la «vedette» y el anarquista, según algunos investigadores  más que de un caso de espionaje se trata de un robo, hay víctimas que nadie las reivindica. Una ´vedette´ de vida alegre no era el arquetipo de heroína ni para la República ni mucho menos para el régimen franquista.
Finalmente las investigaciones del historiador Alfonso Domingo (Segovia, 1955) podrían arrojar un poco de luz a la historia. Domingo ha publicado El enigma de Tina (Algaida Editores), una obra de ficción donde utiliza los frutos de su incursión en la vida de la olvidada y cosmopolita «vedette».
Su investigación  entre archivos históricos  del Ministerio de Defensa„ y testimonios diseminados por todo el territorio nacional parece que ha encontrado  la verdad. Le costó más de tres años, hasta que dio con el libro de registros del Cementerio General de Valencia con la ayuda de Matías Alonso „coordinador del grupo para la recuperación de la memoria histórica de la fundación Societat i Progrés„.
Utilizando la fecha del 23 de enero como punto de partida, cribaron la amplia lista de entierros de desconocidos hasta dar con anotación más que interesante: cinco personas fusiladas procedentes de Paterna que descansan en una fosa común emplazada en la letra B de la línea 11 del cuadro 1 de la fila 5ª derecha del camposanto.
Contar con las coordenadas era un primer paso, ya que muchos de los localizadores que marcaban el camposanto en 1937 ya no existen. «Han sido borrados de forma intencionada», destaca Alonso. Sin embargo, la presencia de dos signos alfabéticos „V y LL„ en la zona ajardinada llena de montículos donde se hallan las fosas del año 1937 permitió realizar una ubicación aproximada del lugar donde pueden descansar los huesos de Tina de Jarque.
Para acabar,espero que sean exhumados sus restos y enterrados en una fosa con su nombre y apellidos para que descanse de una vez en paz .


Comentaris

  1. No la conocía, gracias por traerla hasta nosotros. Un besazo.

    ResponElimina
  2. Más bien parece una Mata-Hari.
    Yo tampoco la conocía. De todas formas, por llevar la vida que llevaba tan disoluta no creo que tuviera que ver mucho con el beaterío franquista, la verdad.

    ResponElimina
  3. Para mi fue un robo mas que otra cosa de los muchos que se sucedían en aquellos tiempos.Parte de mi familia esta enterrada en el cementerio de Valencia a donde suelo ir de vez en cuando, he visto la fotografía que indica en donde se cree que esta la fosa común donde esta enterrada,posiblemente yo haya andado por encima la fosa común donde esta enterrada Tina Jarque y el resto de los que ejecutaron ese día.Y eso me ha dado mucho que pensar las historias olvidas y trágicas que esconde el cementerio entre sus muros.

    ResponElimina

Publica un comentari a l'entrada